Diego Roa es oriundo de Santa Cruz, registró su atractivo en el dibujo y la pintura, absorbiendo los primeros conocimientos de libros de ilustración, cómics y publicidades de la década del ’50.

Diego es el protagonista de una importante intriga que se genera en Capital Federal durante los últimos años con la aparición de más de 1000 rostros de niños en trazos color azul, distribuidos en toda la ciudad sin firma de autor.

Esta intervención callejera derivó en la búsqueda de su creador por parte de reconocidas marcas multinacionales, productoras, galerías y medios visuales, marcando el posicionamiento de su obra.


Obras en Trastienda

No se encontraron productos que concuerden con la selección.